1/11

Cuando el cliente nos enseñó el local, vimos muy claro que el estilo que le iba al gran espacio era el industrial. Decidimos desnudar las paredes para enseñar la estructura original de la construcción de ladrillo, así como las vigas originales del alto techo. Su gran altura nos permitió hacer un altillo, con vigas y todo revestido en planchas de hierro, para ganar un espacio más para almacenaje u otra función polivalente. En este altillo integramos un baño, con un porcelanico de acabado parecido al hierro corten, característico de los lofts industriales.

 

Para enfatizar la obra vista de las paredes y las vigas, ya al descubierto, colocamos un pavimento continuo, en color gris perla, que unifica todo el espacio visual y permite la división en diferentes puntos de trabajo mediante mamparas o estructuras divisorias movibles.

 

El último gran espacio se diseñó pensando en ubicar la zona de reuniones, colocamos un suelo de tarima de pino para crear un ambiente más acogedor que el resto del local, de función más polivalente.Las escaleras de acceso al altillo y al último habitáculo también se modificaron: se han realizado con peldaños en madera, barandillas de hierro y tirantes de acero, para acabar de conformar todo este estilo.

 

La iluminación se compone de lámparas de tipo industrial y focos de gran diámetro y acabados en acero cepillado, para cubrir la zona de despachos independientes.

 

 

 

Despacho Nápoles

  • Grey Tumblr Icon
  • Grey Facebook Icon
  • Grey Instagram Icon