1/19

Cocina Dos de Mayo

 

La primera impresión que nos causó el estado original de esta cocina, situada delante de la antigua fábrica Damm, fue la necesidad imperiosa de conseguir luminosidad y de tener un buen espacio de trabajo. Teniendo en cuenta los pocos metros cuadrados (7 m2), empezamos modificando la distribución: se diseñó una pared de columnas que alberga, la nevera, el horno y microondas, la despensa y la limpieza. En el lado opuesto se encuentra la zona de cocción y la de aguas, una contínua de la otra, creando una única encimera siguiendo el recorrido perimetral de las paredes de la cocina. 

Para ganar la luz deseada, abrimos una ventana con cristal fijo en la pared colindante con el comedor. De este modo, hemos conseguido también, darle profundidad visual al espacio. Los colores claros era otra de las premisas a seguir: el mueble es lacado blanco mate con el tirador embutido en la propia puerta, y el pavimento, un gres porcelánico de formato cuadrado (50x50) en gris claro jaspeado lappato. La encimera escogida es un porcelánico de la casa Cosentino, modelo Dekton, muy resistente y del mínimo grosor (12mm), que el marmolista acabó a inglete en la esquina del peto frontal. 

Delante de la fregadera, y aprovechando el hueco dónde originalmente estaba ubicado el horno empotrado en pared, hemos diseñado una hornacina revestida en madera de iroko que se ha convertido en el punto de atracción de la estancia. Con la misma madera se ha realizado, también el marco de la ventana. 

La pared restante limpia de muebles, se ha revestido con un papel pintado inspirado en los pinos del Mediterráneo de la casa Tres Tintas,un diseño de Javier Mariscal. 

Los techos altos favorecieron la colocación de unos focos de superficie con Led´s regulables mediante un dimmer. La lámpara Snake con su aire sinuosoaporta la luz puntual a la zona de trabajo,.

  • Grey Tumblr Icon
  • Grey Facebook Icon
  • Grey Instagram Icon